logopedia tea

Logopedia TEA a domicilio

Nuestras logopedas especialistas en el tratamiento de logopedia TEA están disponibles para concretar citas y ayudarte en el desarrollo de tu niño. Puedes ponerte en contacto con nosotros ahora mismo.

¿Qué es el TEA o autismo?

Es un trastorno generalizado del desarrollo definido por la presencia de un desarrollo alterado o anormal, que se manifiesta antes de los tres años de edad y por un tipo característico de comportamiento anormal que afecta a la interacción social, a la comunicación y a la presencia de actividades repetitivas y restrictivas. El trastorno predomina en los chicos con una frecuencia tres a cuatro veces superior a las que presenta en las chicas.

¿Cuáles son sus características?

Las características más comunes de los niños con autismo son las siguientes:

En comunicación social:

Ausencia de comunicación o carácter atípico en su desarrollo, su hijo puede fallar en cuanto al contacto visual o volverse a ver lo mismo que usted cuando se lo indica con el dedo o siguiendo su mirada (atención conjunta).

–  Puede ser que su hijo llore todo el tiempo sin razón aparente, o no llore nada (problemas de regulación).

–   A los 3 meses de edad los bebés ya sonríen como respuesta a la sonrisa del adulto (sonrisa social), puedes ser que su hijo falle en eso.

–  Puede no estar interesado como otros bebés en interactuar socialmente, no exija que lo atiendan, o muestre falta de interés en juegos como cosquillas o rehúya el contacto físico.

–  Puede no volverse al llamarlo por su nombre.

– Es posible que no señale, a los 11 meses debería hacerlo.

El juego:

los niños con autismo suelen encontrar dificultad en la imitación de acciones con objetos.

–  Puede ser que explore o manipule los juguetes de manera repetitiva.

–   Es posible que juegue de manera inusual con los objetos y juguetes: apilarlos, alinearlos o darles vueltas constantemente.

En Lenguaje y cognición:

–  Puede observar cierto retraso en el desarrollo cognitivo de su hijo, por ejemplo, que no busque un objeto que ha caído o que usted ha escondido (debería verse a los 6 meses).

–  Ausencia de balbuceo, especialmente balbuceo social recíproco.

–  Puede que emita sonidos extraños y no diga más de tres palabras a los 14 meses y que estas palabras sean repetitivas o extrañas y puede que no comprenda lo que se le dice (debe comprender instrucciones como “ven aquí” a los 12 meses).

En Funciones sensoriales o motoras:

–  Pueden tener fijación visual atípica (ver a la luz cosas que se mueven repetidamente como la lavadora).

–   Hiporreactividad o hiperreactividad a los sonidos y formas de estimulación sensorial; que les molesten ciertos sonidos, que no le guste que les cojan, ciertos sabores o texturas, que les corten el pelo, etc.

–   Un nivel de actividad muy bajo o muy alto y retraso en motricidad fina y gruesa.

–  Que presente conductas motoras repetitivas (aleteo, balanceo, pasear sin rumbo).

–   Alteración en la regulación de funciones relacionadas con el sueño, la comida y la atención.

¿Cómo puede ayudar un logopeda en un caso de TEA?

En un caso de autismo, el logopeda trabaja tanto en el área del lenguaje como en de la comunicación. Estos son los aspectos en los que interviene el logopeda:

  1. Adquisición de requisitos básicos para el lenguaje: Habilidades comunicativas básicas, atención, imitación verbal y seguimiento de instrucciones verbales.
  2. Enseñanza de sistemas alternativos de comunicación: dotar de herramientas para facilitar la comunicación de personas con autismo, destacando el empleo de sistemas basados en pictogramas (PECS), sistemas gestuales (Comunicación total de Shaeffer) o sistemas informáticos portátiles.
  3.  Nivel fonológico del lenguaje: alteraciones articulatorias, alteraciones prosódicas, trabajos sobre las ecolalias.
  4.  Nivel léxico-semántico del lenguaje: aumentar el vocabulario y mejorar las relaciones léxicas entre palabras del vocabulario.
  5. Grado morfosintáctico del lenguaje: empleo de elementos sintácticos y gramaticales, estructura de las oraciones y comprensión de las oraciones.
  6. Grado pragmático del lenguaje: comunicación general, desarrollo de la intencionalidad, desarrollo del discurso, gestualidad y comunicación no-verbal.
  7. Enseñanza de la lectoescritura.
  8. Enseñanza de la Teoría de la Mente: dotarles de la habilidad para controlar y predecir la conducta de otras personas, sus conocimientos, intenciones y creencias.

Como siempre, la inclusión o no de estos aspectos en un programa de tratamiento dependerá de los problemas y déficits a nivel lingüístico de cada caso (y que estarán relacionados con los déficits asociados al TEA  y que son establecidos en la evaluación inicial).

Puedes reservar tu cita ahora mismo con nuestras logopedas especialistas en el tratamiento de niños con TEA ¡Contáctanos!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
Hola!

¿En qué podemos ayudarte?