Icono del sitio Logopedas a domicilio

Logopedia esclerosis múltiple

 

Logopedia Esclerosis múltiple a domicilio

Protocolo de actuación

Al contratar nuestro servicio de logopedia a domicilio nuestras logopedas le harán una valoración en la primera visita para diseñar al paciente un tratamiento a su medida.

Esclerosis Múltiple

Las personas con esclerosis múltiple pueden mostrar dificultades, en ocasiones, para hacerse entender por un problema en la articulación de las palabras o por dificultad en encontrar la palabra adecuada o por un compendio de ambos. Otro de los problemas que pueden presentar los pacientes con esclerosis múltiple está relacionado con la deglución y la ingesta de alimentos.

El objetivo de este servicio es la exploración y rehabilitación de:

  • Disartria
  • Disfagia
  • Trastornos neurolingüísticos
  • Disfonías
  • Trastornos de lectoescritura.

¿Cómo se decide el tratamiento a seguir?

El tratamiento será individual en función de las necesidades y los problemas principales que presente el afectado. Previamente se realiza una valoración para determinar los objetivos de tratamiento, que consta de la compilación de información de las diferentes áreas:

  • Anatomía y funcionalidad de los órganos orofaciales: Se evalúa la fuerza, tono, movilidad y funcionalidad de los músculos, huesos y diferentes estructuras que intervienen en la voz, el habla y la deglución.
  • Fonación y respiración: Se valora el estado respiratorio y fonatorio de la persona.
  • Articulación: Se evidencia mediante un screaning de la articulación que fonemas, palabras o frases se pronuncian con dificultad.
  • Deglución: Se valora el estado deglutorio de la persona y se le adapta la dieta acorde a sus características.
  • Lenguaje: Todas las capacidades del lenguaje (comprensión, expresión, lectura y escritura) son evaluadas mediante una prueba.

¿Sobré qué trabajamos?

  • La respiración y la coordinación fonorespiratoria: Aumentamos la capacidad de la respiración y favorecemos un uso correcto de todo este aire. Con ello, conseguimos que no se queden sin aire al final de las frases o que hablen más alto.
  • El ritmo y la inteligibilidad: En la velocidad del habla intervienen el tiempo de articulación y las pausas que se realizan en el discurso. Dependiendo de cada persona y de la afectación que tenga, el ritmo se alterará siendo más lento o más rápido de lo habitual, por lo que el habla será más confusa para el oyente impidiendo que comprenda el mensaje. Este es uno de los aspectos a trabajar con el paciente.
  • Articulación: En la articulación se intenta mejorar el control de la pronunciación de los sonidos. Cada sonido tiene una articulación determinada y podemos encontrar que tenemos dificultades en la pronunciación de un sonido concreto o de varios. Para mejorar enseñamos la posición correcta y los movimientos articulatorios necesarios para su realización.
  • Voz: Los problemas en la voz ocasionan que nuestra voz suene más ronca o áspera o estrangulada. También podemos sentir la fatiga mientras hablamos o puede que la gente no nos escuche porque hablamos muy bajo. A veces, tenemos que realizar las frases más cortas para expresar lo que queremos decir. Todos estos inconvenientes se pueden solucionar con el tratamiento.
  • Trastornos de la deglución: trabajando la musculatura implicada, aconsejando sobre postura adecuada para tragar, y adaptando la dieta, según las necesidades deglutorias de cada usuario, adaptando tanto líquidos (añadiendo espesantes) como sólidos. Además, se asesora e informa también a la familia o cuidadores sobre la elaboración y preparación de alimentos adecuados para el usuario.
Salir de la versión móvil